AVE, OLIVOS

img-20161007-wa0021-1

¡¡Vaya sorpresa nos esperaba esta semana en el cole!! Hemos ido a buscar los juguetes nuevos que nos habían traído para las clases, y entre todos los paquetes hemos encontrado… ¡¡un tesoro romano!!

Estaba dentro de una caja en la que estaba escrito “Top secret”. Al principio no sabíamos si abrirla, porque no era nuestra, y a lo mejor nos regañaban. Pero la curiosidad, y nuestras ganas de “investigar”, nos han impulsado a descubrir su contenido.

Al sacarla de entre todas las demás cajas, hemos visto que había una carta escrita en un papel que parecía muy antiguo. En ella estaba escrito: “Ave, amicum” y después decía que ese paquete tenía que llegar a un Museo… pero ha acabado en Los Olivos. ¡Y nosotros vamos a aprovecharlo para vivir una nueva “aventura”!

img-20161007-wa0009-1

Estamos deseando aprender mucho de los romanos y la época en la que vivieron. Sobretodo después de descubrir que, el paquete, contenía un casco, una espada y un escudo; además de un libro muy antiguo con muchas fotos de su cultura y costumbres. Papás, mamás… ¿nos acompañáis en esta Aventura?img-20161007-wa0030

 

 

 

 

 

¡Bienvenidos al nuevo curso!

Cada curso que empieza se renuevan nuestras ganas de seguir ilusionando mientras nuestros niños aprenden y disfrutan de esta etapa tan importante para su desarrollo.

Por eso, nos planteamos la necesidad de seguir atendiendo a sus necesidades de una manera lúdica y motivadora, en la que no dejen de sentirse parte fundamental de sus aprendizajes.

Estos primeros días estamos “adaptándonos” todos a distintas situaciones:

Los más pequeñines de 3 años que se incorporan por primera vez a Los Olivos, porque para ellos es todo nuevo: los espacios, los horarios y, por supuesto, sus profes que están poniendo todo su empeño y cariño, para que esa adaptación sea inolvidable. ¡Y lo será!

Los medianos de 4 años, porque aunque ellos ya conocen el cole y su funcionamiento, han empezado el curso con profes nuevas. Poco a poco se están haciendo a ellas y viceversa… ¡qué suerte tenemos de conocer a gente nueva en el cole que venga con mucha ilusión y ganas de enseñarnos cosas!

Y los de 5 años, los mayores de infantil, también están adaptándose a sus nuevas aulas. Aunque los primeros días les costó entender que ya no tenían los baños dentro de clase, ahora se han convertido en unos mayores responsables que no necesitan que nadie les acompañe. ¡Qué bien lo están haciendo!

Gracias a todos papás y mamás por vuestra colaboración, para que el cole siga siendo un lugar de encuentro, en el que los niños se sientan felices.

Ese es nuestro mayor objetivo.

¡Bienvenidos!

 

 

Nos visitan “Los pingüinos”

IMG-20160617-WA0011[1] El otro día recibimos una visita muy especial en el cole. Cuando llegamos por la mañana nuestras profes nos contaron que iban a venir unos pequeñines de la Escuela Infantil, Pingüinos, a ver lo bien que nos lo pasábamos y trabajábamos en el “cole de mayores”.

¡Nosotros nos pusimos muy contentos! Y nos sentimos muy orgullosos por recibir aquella visita. Decidimos que lo mejor sería que se llevasen un recuerdo bonito, y entre todos les ayudamos a colorear un corazón con un olivo, que es el símbolo de nuestro cole.

IMG-20160617-WA0009[1]

Cuando llegaron dieron un paseo por nuestro pasillo olímpico y ¡se sorprendieron con la cantidad de colores que tienen las banderas! Después entraron en las clases de 3 años, que son los que hace un año estaban como ellos, visitando el “cole de mayores”. Allí cantaron canciones y colorearon el corazón.

Los niños de 4 años les estábamos esperando ansiosos, para ayudarles a escribir su nombre y enseñarles también el nuestro. Con ayuda de las profes les pusimos un cordón y… ¡listo! ya tenían la medalla para llevársela de recuerdo.

Por último, visitaron el patio, el comedor y otras estancias del cole, para el año que vienen entren tan contentos como nosotros estamos ahora.

¡¡Gracias por vuestra visita, Pingüinos!! Y hasta el curso que viene.

Numicon: los números con todos los sentidos

Numicon¡Numicon en acción! Después de casi un curso trabajando con este material, que hemos incorporado como novedad, podemos decir las ventajas que hemos encontrado en su utilización en el aula.

Como primer aspecto importante destacaríamos, la gran motivación que supone para los niños, utilizarlo. Cada actividad que hemos desarrollado con él ha supuesto la aceptación inmediata de todo el grupo, debido a su alto atractivo respecto al color y la gran variedad de posibilidades que nos ofrecía.

Con este proyecto estamos transformando la manera en la que los alumnos entienden las matemáticas.
Diversos estudios muestran que el apoyo visual facilita la asimilación de conceptos. Con Numicon, los números se convierten en algo real: se “ven”, se tocan, se juega con ellos… En definitiva, se comprenden. Y esto es algo que hemos comprobado sin excepción, desde las clases de 3 años, hasta las de 5 años.

20160510_123900

Las formas ayudan a entender mejor, de forma intuitiva y multisensorial, conceptos tan abstractos como la suma y la resta, y sus relaciones. De un golpe de vista, distinguir sin duda un número par de uno impar, gracias a la “joroba” que muestran las formas de los números impares. Jugar a componer y descomponer números, ¡incluso aunque aún no sepamos si quiera escribirlos!

Las profes estamos muy contentas con este material, porque gracias a él podemos trabajar muchos objetivos fundamentales en la etapa de Infantil:

  • Aumenta la confianza de los alumnos y el gusto por las matemáticas.
  • Permite al niño construir su propio aprendizaje de acuerdo a su propio ritmo.
  • Desarrolla de forma natural las destrezas básicas para el aprendizaje de las matemáticas.
  • Fomenta el trabajo en equipo y la resolución de problemas de forma colectiva.

En definitiva, gracias a Numicon hemos encontrado un sistema motivador y adaptado a las necesidades individuales, para poder aprender y enseñar los conceptos matemáticos de forma fácil y lúdica.

¡Preguntad a los niños! Seguro que os cuentan muchas cosas interesantes…

OlivoOlimpiadas

Después de la visita de Hermes, ese personaje que no nos dejó indiferentes a ninguno, con su atuendo de griego y esos curiosos objetos que nos enseñó: la corona de laurel, los aros olímpicos y… ¡Torchi! La antorcha a la que tenemos que ayudar para que recupere su llama antes de los JJOO de Brasil´16; han ocurrido muchas cosas más en nuestro cole.

Un día, gracias a una mamá, pudimos ver y tocar una antorcha auténtica, de las que encendieron en pebetero en los JJOO de Barcelona´92. ¡Fue increíble! aún le quedaba un poco de gas y pudimos verla encendida…

IMG-20160426-WA0042

 

Cuando llegamos una mañana, nos contaron los niños de 5 años que habían recibido la visita de un auténtico deportista que había participado en los JJOO de Pekín, José Luis Abajo (Pirri) que había ganado la medalla de bronce en Esgrima. Les contó muchas cosas interesantes sobre ese deporte y, los niños, pudieron ver en directo los objetos necesarios para practicar el esgrima: careta, peto, sable y pasante, que es el cable que está conectado a una máquina y pita cuando lo toca la espada del contrincante.

IMG-20160517-WA0004

Gracias a una iniciativa de la Ecoescuela “EcOlivos”, disfrutamos de una experiencia única en el cole: el “Día de la bici”. Y hemos aprendido que la bicicleta también es un deporte… que pudimos practicarlo todos juntos, gracias a la colaboración de muchos papás y mamás que ese día pudieron acompañarnos.

20160516_111143

Y un montón de aventuras más que seguimos descubriendo cada día en nuestras aulas, gracias a las investigaciones que nuestros niños van trayendo y que con tanta ilusión nos enseñan. Gracias a las cuales hemos aprendido que hay deportes que se practican en equipo, otros de manera individual. Los lugares donde se practican: estadios, pistas, tapices… y ¡tantas cosas que estamos descubriendo del deporte!

Aunque la más importante, y que aún tenemos que poner en práctica para poder entenderla mejor es, sin duda, que en el deporte lo importante no es ganar… ¡si no participar!

 

 

 

 

¡Jao! ¡Han llegado los indios!

Familias de Los Olivos:

Una nueva aventura acaba de comenzar en nuestro cole.

Hoy estábamos en clase tan tranquilos cuando de repente hemos oído sonido de tambores. ¡Claro! enseguida hemos querido salir a ver qué pasaba pero…ppfff, hemos tenido que aguantarnos los nervios porque había que ponerse el abrigo. Pero…¡nunca nos lo habíamos puesto solos tan, tan rápido! Ya preparados hemos salido al patio y hemos encontrado unas casas un poco…raras.

Eran como…de tela, en forma de triángulo…con unas pieles colgadas y también había una hoguera y flechas por todas partes. ¡Ah! y también una manta de pieles y cestas con frutas.

Después de examinarlo todo con detenimiento y hacer nuestras observaciones hemos vuelto a clase a seguir hablando del tema. Los más peques (los de 3 años) teníamos un poco de lío: no teníamos muy claro de quién son esas casas. Algunos pensaban que eran de los reyes magos, jeje. Pero al final algún amigo nos ha aclarado que eso no podía ser, qué eran de los indios. Los niños un poco más mayores lo iban teniendo un poco más claro y se fijaban mucho en los detalles, como por ejemplo la mandala que colgaba de una de las tiendas (pero alguno cree que no es mandala sino atrapasueños). Alguna niña ha dicho que le daba un poco de miedo pero a su amiga le daba “drama”. Otro amigo de los mayores de 5 también se ha fijado que había una especie de maraca y que seguramente la usaban los indios para hacerla sonar cuando querían advertir de algún peligro.

Bueno, papás, mamás, ahora queremos seguir investigando para aclarar todas estas cosas y…saber cómo era un poblado indio (estaría genial que, al final de la aventura, usando todos nuestros conocimientos, consiguiéramos poner en clase un minipoblado indio).